Conoce Sevilla y no te pierdas nada

¿Qué ver?

Por su riqueza, Sevilla es perfecta tanto para una escapada como para unas vacaciones. Desde la Plaza del Duque arranca un recorrido por la zona comercial y peatonal de la ciudad a lo largo de la calle Sierpes y Velázquez hasta llegar al Ayuntamiento. A cinco minutos de allí visita la Catedral y posteriormente La Giralda, icono de la ciudad. Además de estos monumentos básicos, es imprescindible conocer la Torre del Oro, los Reales Alcázares o la Plaza de España.

Triana

Este barrio sevillano merece una atención especial durante la visita. Estrechamente vinculado al flamenco y toreo, se ha convertido en una leyenda. El centro es la Plaza del Altozano, comunicada con Sevilla por el Puente de Isabel II. Algunas de las calles más bonitas son la Calle de Alfarería, por sus fachadas cubiertas de azulejos, y la Calle San Jacinto, que divide en dos el barrio. Por último, nada mejor que disfrutar del tapeo en la Calle Betis con el canal de Alfonso XII de fondo.

La Feria

Si hay algún momento especial durante el año es la popular Feria de Sevilla. Aquí la música y el colorido son los grandes protagonistas. “El alumbrao”, la iluminación de la portada, es el pistoletazo de salida a cinco días de bullicio y fiesta. Uno de los grandes reclamos son las casetas, tanto particulares como de acceso libre, para degustar el rebujito. El ambiente flamenco está presente también en cada esquina, con coches de caballos y por supuesto, sevillanas.