Conoce Santa Cruz de la Palma

¿Qué ver?

Nunca 706 kilómetros cuadrados han dado para tanto. Bosques de Laurisilva como Los Tilos (San Andrés y Sauces) o el Cubo de la Galga (Puntallana), volcanes como la Ruta de los Volcanes que cruza el Parque Natural de Cumbre Vieja, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, las Salinas de Fuencaliente…en otras palabras, una naturaleza privilegiada, pura e intacta. Playas de arena negra como Los Cancajos, La Zamora o Puerto Naos o piscinas naturales como las del Charco Azul.

¿Qué comer?

Una gastronomía deliciosa, rica, sencilla con platos sabrosos como los chicharrones o el queso asado con mojo y unos vinos de gran calidad. Platos a base de carne o de pescado, con papas arrugadas y deliciosos vinos. Y no te olvides de los postres. Nombres sugerentes como el Príncipe Alberto o el Bienmesabe añadirán a tu menú las dosis necesarias de azúcar.

¿Qué hacer?

Camina, camina y camina. Piérdete en los senderos de La Palma. Un amplio listado te espera. Tú eliges. Si lo prefieres, sumérgete en su fascinante mundo submarino y admira sus cuevas, veriles, arcos…. Y, no olvidemos: por la noche, levanta la vista al cielo en cualquiera de sus miradores astronómicos (Llanos del Jable, La Muralla). El espectáculo que verás te sorprenderá y te agradará de la misma manera.