Vuelos Madrid a Palermo desde 49€


*PRECIO FINAL POR TRAYECTO (incluye tasas, suplementos y gastos de gestión).

Reserva tus vuelos de Madrid a Palermo al mejor precio en iberiaexpress.com

  • Descubre Palermo

    Se trata de la ciudad más grande de Sicilia así como de las más pobladas y ricas a nivel cultural, con calles estrechas e irregulares que pueden cubrirse en unos días. Como casi siempre lo mejor es callejear y descubrir por ti mismo las distintas épocas y estilos de la ciudad ya que en cada esquina espera algún monumento menospreciado en las guías.

    Una de las plazas más bonitas es la Plaza Pretoria, donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad y la iglesia de Santa Caterina. En el centro de su plaza se congregan jóvenes y turistas haciendo fotos.

    Al salir de la iglesia podemos llegar a otra plaza, la Bellini, rodeada por el Antiguo Teatro. Cerca de allí se encuentran también las iglesias de La Martorana y la de San Cataldo y el Mercado de la Vucchiria, cuyo origen se remonta a los siglos X-XII y donde la variedad de colores y olores es indescriptible.

  • ¿Qué hacer en Palermo?

    En Palermo hay una amplia variedad de actividades, desde rutas guiadas, degustaciones de productos, cursos de cocina o excursiones en barco por toda la costa. El Ayuntamiento diseña rutas temáticas como la de los monumentos normandos, que incluye distintos palacios y edificios religiosos. También, si queremos apreciar los parques y jardines de Palermo, podemos visitar el Orto Botánico, los jardines de la Villa Nápoli y los del Palacio de Zisa.

    La mejor forma de llegar a Palermo desde España es por avión y dentro de la ciudad a pie. Aunque entre monumentos suele mediar mucha distancia, esto permite conocer la ciudad, sus gentes y costumbres. Para evitar perderse se puede recurrir a los autobuses turísticos o a los de transporte público.

  • Platos típicos

    Siendo una ciudad con tanta tradición y mezcla de etnias a lo largo de los siglos, la diversidad de sabores es fascinante. Para desayunar los palermitanos suelen tomar la Rosticceria, unas piezas de comida preparada al horno mezcla de carne y pan. En la comida, uno de los platos más típicos y económicos es el Arancine, bolas de arroz empanadas y fritas con dos tipos de relleno de mantequilla o de carne. También esta el Panino con Crocché e Panelle, un bocadillo de croquetas de harina de patatas y panele de harina con garbanzos fritos.

    Finalmente, el plato estrella es la Stigghiola, al cual se llega a través del olor a barbacoa en la calle y que no suele estar en el centro de la ciudad por el humo blanco que desprende. Estan hechos de intestinos de vaca con cebolla y hierbas y que los palermitanos comen sin parar.

Comparte esta página: