Vuelos Madrid a Napoles desde 49€

*PRECIO FINAL POR TRAYECTO (incluye tasas, suplementos y gastos de gestión).

Reserva tus vuelos de Madrid a Napoles al mejor precio en iberiaexpress.com
¡Unimos Madrid y Nápoles a diario con distintos horarios de vuelo!

  • Castel nuovo

    Fue construido entre los años 1279 y 1282 por Carlos I de Anjou. Concebido como una fortaleza, en su interior sólo se mantienen intactas la Sala de los Barones y la Capilla Palatina. A primera hora de la mañana (antes de las 9) podemos disfrutar de un mercadillo de flores que nos permitirá imbuirnos en la Nápoles más tradicional.</p>]]></countryInfoBlockOneDescription><countryInfoBlockTwoTitle>Castel dell’Ovo</countryInfoBlockTwoTitle><countryInfoBlockTwoDescription><![CDATA[<p>Está situado en el islote de Magaride, era utilizada como villa de descanso en tiempos del imperio romano. De hecho, el último emperador romano, Rómulo Augusto, pasó aquí sus últimos días. Fue destruido y nuevamente levantado en numerosas ocasiones, la última de ellas por los aragoneses. En la actualidad, sus muros acogen muchos congresos, seminarios y otros tipos de actividades profesionales.

  • Castel dell’Ovo

    Está situado en el islote de Magaride, era utilizada como villa de descanso en tiempos del imperio romano. De hecho, el último emperador romano, Rómulo Augusto, pasó aquí sus últimos días. Fue destruido y nuevamente levantado en numerosas ocasiones, la última de ellas por los aragoneses. En la actualidad, sus muros acogen muchos congresos, seminarios y otros tipos de actividades profesionales.

  • Pompéi et Herculanum

    Estando en Nápoles, no podemos dejar de visitar los yacimientos arqueológicos más importantes de toda Italia. La localidad más lejana de las dos, que es Pompeya, se encuentra a apenas 35 km del centro y Herculano, solamente a 14. En lo referente a su historia, ambas ciudades eran, antiguamente, lugares de veraneo para los romanos hasta que fueron sepultadas bajo las cenizas de una gran erupción volcánica procedente del Vesubio en el año 79 d.C. Las excavaciones se iniciaron en el siglo XVIII y todavía continúan hoy día. Se aconseja llevar un calzado cómodo y una botella de agua, sobre todo en verano.

Comparte esta página: