Conoce Malta y no te pierdas nada

Las ciudades

La capital de Malta, La Valleta, es una ciudad pequeña pero imprescindible en la visita a la isla.Su casco histórico nos traslada a los tiempos de los Caballeros de la Orden de Malta, a una fortaleza que concentra la mayoría de los atractivos turísticos. Un buen punto de partida para recorrerla es el Puerto de La Valleta. Y desde ahí conocer el resto de rincones como el Palacio del Gran Maestre, la Fuente de San Elmo o las Catedrales de San Juan y San Paul.

Las playas

Malta es conocida por tener una costa rocosa y llena de acantilados, pero también hay playas de arena abiertas al público y con servicios para turistas. Si disfrutas con las playas de aguas turquesa y las grutas es especialmente recomendable Blue Grotto, una formación natural de roca rodeada de mar azul. La mayor tranquilidad junto al mar la encontrarás en Comino, la tercera isla que forma Malta. No cuenta con zonas urbanas y se caracteriza por la Laguna Azul, perfecta para el submarinismo.

Las Ruinas

Detrás de la isla hay 7.000 años de historia que han llevado a Malta a ser un referente arqueológico. Entre estos primeros templos megalíticos destacan los de Haga Qim, Mnjandra, Ggantija o el Hipogeo. Este último, por ejemplo, fue descubierto por casualidad en 1902 y cuenta con tres niveles utilizando para el primero de ellos cuevas a diez metros de profundidad.