Conoce Edimburgo y no te pierdas nada

Royal Mile

Esta calle es el eje de una visita a la ciudad y se extiende desde el castillo de Edimburgo hasta el Palacio de Holyroodhouse. Su nombre, evidentemente, proviene de la distancia que tiene, una milla escocesa (1,8km). A ambos lados de la calle se encuentran diversos comercios, callejones (closes) y patios aunque la Royal Mil ese divide en: el extremo del castillo, la parte más elevada, que cuenta con la explanada en la que se celebran distintas fiestas.

Castillo de Edimburgo

Esta fortaleza es uno de los iconos de la ciudad y se levanta sobre Castle Hill de forma majestuosa. Se accede a él a través de la Royal Mile y tiene varios rincones de interés en su interior, empezando por las vistas de la ciudad. Todos los días excepto los domingos, a la una en punto se dispara el cañón como tradición desde 1861.

Mary King’s Close

Es uno de los iconos del Edimburgo más enigmático. Este callejón se abre paso en la ciudad antigua de la Royal Mile y después de estar cerrado durante años, abrió de nuevo sus puertas en 2003. El callejón es en realidad un acceso a la ciudad subterránea, donde la pobreza, la peste y la miseria reinaba en los siglos XVI y XVII. Gracias a la oscuridad y humedad del ambiente, sentiremos cómo vivían aquellas personas y conoceremos cada una de sus trágicas historias.