Conoce Cork y no te pierdas nada

Piérdete en la ciudad

La ciudad de Cork es una animada colección de cafés de moda, vibrantes galerías de arte, museos singulares y pubs realmente maravillosos. A pesar de ser una ciudad, tendrás la sensación de estar en un pueblo con vida es relajada y sin demasiadas preocupaciones. Y, si eres amante de la buena comida estarás en casa, pues la gastronomía figura entre la lista de prioridades de sus ciudadanos - El English Market, construido en 1788, mantiene su carácter, ofreciendo delicias gastronomicas locales.

Ruta Costera del Atlántico

En el mismo borde de Europa, la ruta costera del Atlántico se extiende a lo largo de 2.500km por la costa occidental de Irlanda: desde el Condado de Cork hasta el Condado de Donegal en el norte, atravesando regiones como la Bahía de Kerry, los Acantilados de Moher, y la zona de Connemara. Tanto si decides recorrer la ruta costera del Atlántico en su totalidad, como si eliges una de las múltiples secciones para explorarla más a fondo, esta ruta hará que te enamores de Irlanda de forma inmediata.

Ancestral Este de Irlanda

Desde la zona de Cork se puede descubrir el Ancestral Este de Irlanda y pasear por 5.000 años de historia. Abarcando 17 condados el Ancestral Este de Irlanda incluye atracciones imprescindibles como Glendalough, Newgrange, y la Roca de Cashel. En estos exuberantes paisajes verdes hay ruinas góticas que esconden relatos de dinastías enemistadas, tumbas fantasmales anteriores a las pirámides, y caballeros, reyes, monjes y vikingos que protagonizan historias increíbles.