Artículos peligrosos como equipaje

Conforme al Real Decreto 137/93 (BOE n.º 55 de 05/03/93), los pasajeros no están autorizados a introducir en la cabina de una aeronave:

  • Armas u objetos punzantes o con aristas, capaces de causar daños graves con una hoja o punta afilada (hachas, flechas, dardos, arpones, jabalinas, bastones de esquí/excursionismo, tijeras con hojas mayores a 6 cm, cuchillos con hojas mayores a 6 cm, sables, espadas, cutters y cualquier otro objeto punzante).
  • Armas de fuego y armas en general, capaces o que parezcan capaces de causar daños graves a través del uso de un proyectil (pistolas, revólveres, rifles, escopetas, pistolas de aire comprimido/de señales/de juguete/de bolas, componentes de armas de fuego (excluyendo miras telescópicas), ballestas, arcos para flechas, arpones-fusiles de pesca, hondas, catapultas).
  • Instrumentos contundentes, capaces de causar daños graves cuando impactan contra un objetivo/objeto  (bates, palos de golf, remos, monopatines, cañas de pesca, equipos para artes marciales, tiragomas).
  • Instrumentos paralizantes, diseñados con el fin de dejar inmovilizado a un objetivo (pistolas y bastones aturdidores, aturdidores de animales, químicos inmovilizantes como spray de pimienta, gases lacrimógenos o spray repelente de animales).
  • Herramientas de obra, capaces de causar danos graves o amenazar la seguridad de la aeronave (palancas, sierras manuales y eléctricas, taladradoras incluyendo versiones inalámbricas, brocas, herramientas con hoja/mango de más de 6 cm, destornilladores, martillos, sopletes, pistolas de clavos).

Estos objetos deberán siempre ser facturados en el equipaje. Así mismo, los pasajeros no podrán llevar ni consigo, ni como equipaje de mano ni como equipaje facturado, artículos considerados por la normativa internacional como mercancías peligrosas, tales como:

  • Explosivos, municiones, fuegos artificiales, bengalas, minas/granadas u otros explosivos de carácter militar, replicas o explosivos de imitación, material para expediciones, bombas generadoras de humo, maletines de seguridad con artículos pirotécnicos y material pirotécnico en general.
  • Gases comprimidos, licuados, licuados refrigerados o disueltos, ya sean inflamables, tóxicos, o no inflamables y no tóxicos, y envases que los contengan, tales como: aerosoles, extintores, aparatos para respirar, botellas de oxígeno para bucear, líquidos criogénicos, botellas con gases refrigerantes y en general los cilindros.
  • Líquidos y sólidos inflamables, tales como combustible, o equipos con combustible (material de camping, filmación, etc.), adhesivos, disolventes, pinturas, barnices, antorchas, cerillas, encendedores y en general sustancias inflamables, bien por ser autorreactivas o de combustión.
  • Materiales oxidantes y peróxidos orgánicos, tales como generadores de oxígeno.
  • Sustancias tóxicas o infecciosas, tales como dispositivos discapacitadores, muestras para diagnóstico, vacunas, insecticidas y herbicidas.
  • Material radiactivo, como el incluido en productos farmacéuticos con isótopos radioactivos.
  • Corrosivos, tales como ácidos, alcalinos, aparatos con mercurio, acumuladores eléctricos y aparatos accionados eléctricamente mediante baterías.
  • Otros artículos peligrosos, señalados por la Regulación IATA..

Existen otros objetos que, en función del tamaño y cantidad, podrán transportarse como equipaje de mano, serán facturados, o estarán prohibidos:

  • Pilas y baterías de litio y otros artículos peligrosos, señalados por la Regulación IATA. Más información.

Estos artículos solo podrán ser transportados como carga aérea, aunque bajo ciertas limitaciones algunos de estos productos sí podrán ser transportados por los pasajeros. Para más información consulta Mercancías peligrosas que pueden ser transportadas por los pasajeros.