Condiciones del Contrato de Transporte Aéreo

A los efectos de este contrato, "billete" significa, en conjunto, billete de pasaje y talón de equipaje, del que también forman parte las presentes Condiciones, así como los avisos de esta página web que le correspondan. "Billete electrónico" significa el Itinerario/Recibo emitido por o en nombre del transportista contractual, los cupones electrónicos y, en su caso, el documento de embarque. "Transportista Contractual" significa todo transportista aéreo que transporte o se comprometa a transportar al pasajero y su equipaje en virtud de este Contrato o que realice cualquier otro servicio relacionado con el transporte aéreo contratado. "Transportista de Hecho" significa todo otro transportista que realice todo o parte del transporte contratado con el Transportista Contractual y esté autorizado por este último. "Convenio de Montreal" significa el Convenio para la Unificación de ciertas Reglas para el Transporte Aéreo Internacional, firmado en Montreal el 28 de mayo de 1999. “Reglamento (CE) 2027/97” significa el Reglamento (CE) n.º 2027/97 del Consejo de 9 de octubre de 1997, modificado por el Reglamento (CE) n.º 889/2002 de 13 de mayo de 2002, relativo a la responsabilidad de las compañías aéreas comunitarias respecto al transporte de pasajeros y su equipaje. "DEG" significa los Derechos Especiales de Giro según su definición por el Fondo Monetario Internacional.

El transporte realizado en virtud del presente contrato, en lo que respecta a la responsabilidad del transportista, está sujeto al Convenio de Montreal y a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n.º 2027/97 del Consejo de 9 de octubre de 1997, modificado por el Reglamento (CE) n.º 889/2002 de 13 de mayo de 2002, relativo a la responsabilidad de las compañías aéreas respecto al transporte de los pasajeros y su equipaje.

En tanto no se halle en contradicción con lo anterior, todo transporte realizado y demás servicios prestados por el transportista estarán sometidos a:

1. Las condiciones que figuran en este billete.

2. La tarifa aplicada y sus condiciones.

3. Las demás condiciones de transporte establecidas por el transportista y las reglamentaciones conexas que forman parte del presente contrato y que pueden ser consultadas en las oficinas del transportista.

El nombre del transportista contractual puede aparecer abreviado en el billete, siempre que el nombre completo y su abreviatura figuren en los manuales, reglamentaciones y horarios del transportista; la dirección del transportista contractual es la que figura al dorso del "billete de pasaje"; las escalas convenidas son aquellos puntos que se indican en el "billete de pasaje" o que figuran en los horarios del transportista como escalas previstas en el itinerario del pasajero; el transporte a realizar en virtud de este contrato por varios transportistas sucesivos se considerará como una sola operación.

El transportista que emite un billete para las líneas de otro transportista actúa solamente como agente de este último.

Cualquier limitación de responsabilidad del transportista contractual se aplicará y beneficiará a sus agentes, empleados y representantes, así como al transportista de hecho, a sus dependientes y agentes, cuando actúen en el ejercicio de sus funciones.

El equipaje facturado será entregado al portador del talón de equipaje. Si el equipaje facturado resultara dañado, el pasajero deberá presentar por escrito la oportuna protesta al transportista lo antes posible o, a lo sumo, en el plazo de siete (7) días y, en caso de retraso, en el plazo de veintiún (21) días, siempre referidos a días naturales o de calendario, a partir, en ambos casos, de ser puesto el equipaje a disposición del pasajero.

Este billete es válido para el transporte durante un año desde la fecha de emisión, a menos que se estipule otra cosa en el mismo, o en las tarifas aplicables y sus condiciones. El transportista puede negarse a efectuar el transporte si la tarifa aplicable no ha sido pagada.

El transportista se compromete a esforzarse todo lo posible para transportar al pasajero y su equipaje con diligencia razonable. En caso de necesidad el transportista puede hacerse sustituir por otro transportista, utilizar aviones de terceros y modificar o suprimir escalas previstas en el billete. Si el pasajero pierde un vuelo de conexión debido a una causa imputable a Iberia Express, el pasajero será reubicado en otro vuelo que le permita llegar a destino lo antes posible o, en su defecto, le será reembolsado un importe igual al precio del vuelo abonado, si no se ha utilizado ninguna parte del billete, o la diferencia entre el precio pagado y la tarifa aplicable a los trayectos recorridos, si se ha utilizado una parte del billete.

El pasajero deberá cumplir los requisitos gubernamentales establecidos para la realización del viaje y disponer de los documentos de salida, entrada y demás exigidos, así como llegar al aeropuerto a la hora señalada por el transportista en el aviso HORA LÍMITE DE ACEPTACIÓN AL VUELO.

Ningún agente, empleado o representante del transportista tiene autoridad para alterar, modificar o renunciar a cualquiera de las condiciones de este contrato.

Conforme a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n.º 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, en caso de denegación de embarque a un pasajero que se haya presentado al embarque en las condiciones establecidas por el Reglamento, se establece una compensación, y el transportista deberá ofrecer atención y asistencia inmediata al pasajero.

Conforme a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n.º 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, en caso de cancelación de un vuelo se establece una compensación, salvo que la cancelación sea debida a circunstancias extraordinarias, y obliga al transportista a ofrecer atención y asistencia inmediata a los pasajeros afectados.

Conforme a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n.º 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, en caso de gran retraso de un vuelo respecto a la hora de salida prevista, el pasajero tiene derecho a recibir atención y asistencia inmediata durante el retraso.

Las tasas e impuestos que gravan el transporte aéreo serán abonados por el pasajero. Estas tasas e impuestos, que pueden constituir una parte importante dentro del precio final, están incluidos en el precio del billete y se indicarán desglosados, cuando se hayan añadido a la tarifa del billete, en el campo impuestos y tasas.

Las tasas e impuestos son objeto de constantes modificaciones o revisiones, que pueden producirse con posterioridad a la fecha de compra del billete. Si se produce un incremento en una tasa o impuesto repercutible al pasajero con posterioridad a la fecha de compra del billete y antes de su utilización, el pasajero deberá abonar la diferencia con respecto a las reflejadas en el momento de la compra. Si tal incremento de tasas o impuestos supusiera un aumento considerable del importe en relación con el precio del billete, el pasajero podrá solicitar el reembolso en un plazo de siete (7) días hábiles contados desde que la compañía o agencia le requiera el pago. Transcurrido dicho plazo sin que el pasajero abone la diferencia, la compañía procederá a la cancelación del billete y reembolso de su importe.

Conforme a lo dispuesto en el artículo 11 del Reglamento (CE) n.º 2111/2005, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de diciembre de 2005, el transportista contractual informará al pasajero de la identidad de la compañía que vaya a operar el vuelo. Si en el momento de realizar la reserva no se conociera la identidad de la compañía operadora, el transportista contractual velará para que se informe al pasajero tan pronto como se conozca la identidad de la misma.

Este aviso informativo transcribe el Anexo contenido en el Reglamento (CE) 2027/97, que resume las normas en materia de responsabilidad aplicadas por las compañías aéreas comunitarias, de conformidad con la legislación comunitaria y el Convenio de Montreal.

Indemnización en caso de muerte o lesión: No hay límite económico fijado para la responsabilidad en caso de lesiones o muerte del pasajero. Para los daños de hasta 113.100 DEG (importe aproximado en divisa local), la compañía aérea no podrá impugnar las reclamaciones de indemnización. Por encima de dicha cantidad, la compañía aérea sólo podrá impugnar una reclamación en caso de que pueda probar que no hubo de su parte negligencia ni falta de otro tipo.

Anticipos: En caso de muerte o lesión de un pasajero, la compañía aérea deberá abonar, en el plazo de quince (15) días desde el día de la identificación de la persona con derecho a la indemnización, un anticipo para cubrir las necesidades económicas inmediatas. En caso de fallecimiento, este anticipo no podrá ser inferior a 16.000 DEG (importe aproximado en divisa local).

Retraso del pasajero: En caso de que el vuelo contratado por el pasajero sufriera un retraso, la compañía aérea será responsable del daño siempre que no haya tomado todas las medidas razonables para evitar el daño o le haya sido imposible tomar dichas medidas. La responsabilidad en caso de retraso del pasajero se limita a 4.694 DEG (importe aproximado en divisa local) (*).

Retraso del equipaje: En caso de retraso del equipaje, la compañía aérea será responsable del daño siempre que no haya tomado todas las medidas razonables para evitar el daño o le haya sido imposible tomar dichas medidas. La responsabilidad se limita a 1.131 DEG (importe aproximado en divisa local) (*).

Destrucción, pérdida o daños del equipaje: La compañía aérea será responsable en caso de destrucción, pérdida o daños del equipaje hasta la cantidad de 1.131 DEG (importe aproximado en divisa local). Con respecto al equipaje facturado, será responsable aun cuando esté exenta de culpa, salvo que el equipaje ya estuviese dañado. Con respecto al equipaje no facturado, la compañía aérea solamente será responsable de los daños causados por su culpa.

Límites más elevados para el equipaje: El pasajero puede acogerse a un límite de responsabilidad más elevado efectuando una declaración especial, previa a la facturación, abonando una tarifa suplementaria.

Reclamaciones sobre el equipaje: Si el equipaje facturado ha sido dañado, retrasado, perdido o destruido, el pasajero debe señalarlo por escrito a la compañía aérea lo antes posible. Si el equipaje dañado es equipaje facturado, el pasajero lo señalará por escrito en el plazo de siete (7) días, y en caso de retraso, de veintiún (21) días, en ambos casos a partir del día en el que el equipaje se puso a disposición del pasajero.

Responsabilidad de la compañía con la que se ha contratado el servicio y de la compañía encargada de la prestación efectiva: Si la compañía aérea encargada del vuelo no es la misma que la compañía aérea contratante, el pasajero podrá formular una queja o una reclamación a cualquiera de ellas. Si en el billete consta el nombre o código de una compañía aérea, esa es la compañía aérea contratante.

Plazos de reclamación: Toda reclamación ante un Tribunal deberá presentarse en el plazo de dos (2) años a partir de la llegada de la aeronave o del día en que la aeronave hubiese debido llegar.

Fundamento de la información: Las normas arriba descritas se fundamentan en el Convenio de Montreal del 28 de mayo de 1999, desarrollado en la Comunidad por el Reglamento (CE) 2027/97 [modificado por el Reglamento (CE) n.º 889/2002] y por la legislación nacional de los Estados miembros.

(*) Se trata del derecho del pasajero individual a iniciar una acción ante un Tribunal para solicitar una indemnización por los daños causados por un retraso, siendo necesario demostrar que se han ocasionado tales daños y que el transportista aéreo es responsable.

Por razones de seguridad, el equipaje del pasajero no debe contener artículos peligrosos, tales como: gases comprimidos, corrosivos, explosivos, líquidos y sólidos inflamables, materiales radiactivos, materiales oxidantes, venenos, sustancias infecciosas y maletines con equipos de alarma incorporados.

En caso de tener tu plaza debidamente reservada y que por alguna circunstancia no pudieras hacer uso de ella, te rogamos que, bien por teléfono o a través de tu Agencia, procedas a la cancelación de la misma. Con ello facilitarás el viaje a otro pasajero evitando que la plaza salga vacía.

Es muy importante que a la llegada a un punto de tránsito compruebes las reservas de tu próxima escala, o del viaje de regreso, y comuniques tu dirección temporal al transportista a fin de que pueda advertirte de cualquier información que pudiera interesarte.

La hora límite de aceptación al vuelo es el tiempo mínimo de antelación a la hora oficial programada de salida del vuelo indicada en el cupón, en el cual debes haber sido admitido al vuelo, tener facturado tu equipaje y estar en posesión de la tarjeta de embarque. Pasado este tiempo límite, el vuelo quedará cerrado. El transportista no incurre en responsabilidad alguna por no aceptarte cuando te presentes a un vuelo ya cerrado.

Los pasajeros deben estar en posesión de la documentación exigida por las leyes o autoridades de los países a, desde o a través de los que vayan a volar, siendo ellos mismos los únicos responsables del cumplimiento de todos los requisitos exigidos en cada caso.