Viajamos a Escocia

Volamos a Edimburgo

Escocia es una región llena de encanto, preciosas calles estrechas, jardines verdes, paisajes de la belleza del cuento, tradiciones folclóricas, la gente acogedora y la comida muy rica. La tierra de Sir Walter Scott es tan mítica como sus libros.

Escocia sabe cómo enamorar a un turista. Con toda seguridad, podemos nombrar la capital escocesa Edimburgo como una de las ciudades más especiales en Europa. La llaman también “Auld Reekie” que significa “vieja chimenea” por la gran cantidad de las chimeneas en los tejados antiguos de Edimburgo. Gracias a las chimeneas los ciudadanos sobreviven el clima bastante húmedo y lluvioso en invierno y otoño.

guías de viaje Edimburgo

¿Que cosas más increíbles se puede probar solo en Edimburgo?

  • Conocer paso a paso cómo se fabrica el whisky en Scotch Wisky Experience que puede presumir de la colección del whisky más grande del mundo. Acabarás la visita del museo con una cata de whisky escocés.
  • Sumergirse en la arquitectura gótica. Dicen que “Edimburgo tiene el alma gótica” por tener por toda la ciudad los edificios y callejuelas que dan impresión como si fuera la ciudad de los libros de Luis Stevenson.La calle más destacada es la Royal Mile que mide 1.814,2 metros de longitud que te llevará desde el parlamento escocés hasta el castillo. Es casco arquitectónico más impresionante de la ciudad junto con la catedral de San Gil. Por supuesto cautiva con su estilo el Palacio Holyroodhouse que es la residencia oficial de la reina de Inglaterra.
  • Disfrutar de las vistas más románticas pero al mismo tiempo más míticas desde Castillo de Edimburgo. No pierdas de ver el disparo del moderno cañón a la una del día realizado por el General de Artillería. Esta tradición ya existe desde 1861. Además podrás ver en vivo las joyas reales que sirven como los atributos más antiguos de la cristiandad: la corona, la espada y el cetro y por supuesto es indispensable la visita de la capilla de Santa Margarita.

guías de viaje Escocia

  • Volver a nuestra infancia visitando Museum of Childhood (museo de la infancia). Este museo único propone conocer las colecciones de los juguetes más antiguos de Europa. 
  • Comer las auténticas delicias escocesas en Grassmarket, la plaza principal desde los años medievales. No puedes irte sin probar los Haggis – el plato tradicional de la cocina escocesa que se compone de asaduras de cordero y oveja con hierbas y cebolla. Si ya estamos de vacaciones seguro que podemos permitirnos el desayuno fuerte escocés en un bar antiguo que incluye huevos revueltos, lacón y pudding de tripas.
  • Ver el Mar Norte al visitar el Castillo Dunottar del siglo XIV.
  • Ver en vivo el Lago Ness. La existencia del monstruo la podemos comprobar en uno de los sitios más pintorescos de las Highlands de Escocia. La leyenda folclórica dice que en los aguas oscuras del lago vive el popular monstruo. ¡A ver si es verdad!

guías de viaje

Nuestros vuelos a Escocia